LA TERMINAL

Sobre mi piel estaban los besos que habías dejado la noche anterior.

Tu mirada se paseaba de mi boca a los ojos, en tanto que mis manos buscaban rozar las tuyas para sentir tu calor.

Un beso hubiera sido fatal: me hubiera ido contigo o te hubieras quedado una noche más.

Un abrazo intenso sin palabras y mi cuerpo recordó tus manos alrededor de mi cintura, buscando los secretos de mis caderas, alrededor de mi cuello para que tus dientes crueles mordieran mis labios a su placer.

“Tómame”, hubiera sido la única palabra que diría para escapar de aquél lugar.

Una despedida en silencio y mi mirada siguiéndote…

“Regresa” dice mi cuerpo y esos recuerdos que se aferran a tenerte a cada momento en mi mente y en la humedad que se propaga con sólo mencionarte.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s