A la Musa Del Aire de un Poeta Desalmado

Maravilloso. :3

MicroFicción

plVSc1ULLa encontré entre las flores de aquél jardín,

al que acudía cada tarde para escribir.

Volaba con sus alitas de cristal,

Sonriendo con sus labios color rubí.

La alegre sonata de su risa

Me dejó escribir cada rima.

Dulces versos para una musa alada

que yo soñaba quería sentirse amada.

Entre mis brazos la tomé.

¡Loco de mí! A esa casa la llevé,

atando su pie con una cadena

y sus alas blancas yo corté.

Su risa azucarada

daba luz cada mañana.

Su cuerpo de diosa,

a las noches la alborada.

Mis versos florecían,

la llama del amor no palidecía.

Entre verbenas y cuentos,

yo amante, vivía en un canto.

Un día su voz se perdió.

Palidecía con profundo horror,

sus labios de carmín se hicieron marrón,

ella perfecta a su ocaso llegó.

Gritos y llantos de su poeta no escuchó.

Y mi alma desolada, en su jaula la dejó.

View original post 100 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s