La Máscara Perfecta

MicroFicción

Al silencio de la noche,

cuando los villanos duermen,

mi dama a su cita acude

con éste, su amado caballero.

Versos y rosas la velada acompañan.

La dama ríe, éste caballero sonríe.

Su mano beso con pundonor.

Busco sus ojos ocultos tras el capuchón.

Una leve caricia y su velo cae.

Una sonrisa y la mano va más allá.

La máscara expuesta cubre su faz.

Labios delineados con carmín,

Mejillas sonrosadas de rubí,

de porcelana su faz,

a pesar de ser cartón.

Ruegos y súplicas se escapan de mi voz.

Su rostro deseo ver,

aquél que nunca vi.

Sólo las risas escuché tras una pared

y tras canciones y sonetos,

de ella me enamoré.

Ella se niega y pide una prueba de mi amor:

esperar con paciencia,

respetar su honor.

En vano mis súplicas… no escucha.

Derrotado mi corazón se lastima;

con rabia sujeto su cintura,

y la máscara, arrebato…

View original post 62 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s