OSCURIDAD III

Eran las diez de la mañana. Abrí lentamente la puerta que daba al pasillo. Tras la partida de la señora N…, mi tía me había comentado que los ataques únicamente consistían en un golpe de tal fuerza que la víctima perdía la conciencia, sin ningún otro daño que algunas marcas en el cuello y rastros de sangre en la ropa.

Respiré hondamente y con paso trémulo me dirigí al oscuro pasillo. Era un tramo de unos cuatro metros donde había sendas ventanas a ambos lados que tenían vista a los jardines que rodeaban el edificio y la escalera al término del pasillo tenía tantos ventanales como fuera posible para alumbrar naturalmente el lugar.

-No hay explicación-, dijo una voz grave a mi espalda.

Salté asustada y giré a mi espalda tropezando.

El hombre que me había hablado me tomó de una muñeca evitando mi caída por la escalera.

-¡Cuidado!-, dijo alarmado y me dio un leve jalón hacia él. -Disculpa el susto que te he dado. ¿Estás bien?-.

Asentí. Tras observarme unos segundos atentamente se presentó con el nombre de Matías S…, dueño del apartamento 41 y al que me invitaba a pasar, en compensación por el susto que me había dado; con la promesa de mantener la puerta abierta a fin de que me sintiera más tranquila después de la invitación de un extraño. Acepté dudando de las buenas intenciones de él.

Una vez que entré a su departamento, dejó la puerta abierta tal y como había dicho. El apartamento era un halago a la vista. El perfecto refugio para un soltero de mi edad.

Mientras Matías deambulaba en la cocina para servir un refresco para ambos, lo observé con atención.

Era un hombre alto, atractivo, con una nariz recta prominente, que pese a serlo, encajaba perfectamente en su rostro, su piel pálida y el contraste que hacía con su cabello negro era sugerente.

Cuando trajo los refrescos se sentó frente a mí, explicándome que los ataques habían empezado justo después de que él y la propietaria del apartamento 44 habían llegado al edificio.

-Yo fui el primer sospechoso, así que varias veces tuve a la policía inspeccionando mi apartamento-, dijo entre sorna y sarcasmo. -Después de varias pesquisas decidieron que no había forma de involucrarme en ellos. Poco después, los ataques se calmaron una temporada, pero no porque el atacante hubiera desistido, sino porque las personas que vivimos aquí nos enclaustramos en cuanto caía el sol, o, teníamos que salir acompañadoa. Y, pese a que esas circunstancias pudieran detener la vida en este edificio, en realidad los apartamentos de todos los pisos se encuentran ocupados. Pero dime, ¿cómo te sientes después de lo ocurrido?

Su pregunta me tomó por sorpresa, así que respondí lo mejor que pude. Había tenido miedo de salir del apartamento de mi tía y me sorprendía de encontrarme entera.

Tras un momento más de plática, dejé su departamento. Sentí mis mejillas sonrojar al entrar a mi habitación. Al menos la charla me había hecho sentir bien en un aspecto, así que me puse mis mejores vaqueros y decidí aventurarme fuera del edificio para conocer parte de la ciudad.

Regresé una hora antes de que el sol comenzara a esconderse detrás del horizonte. Mi tía ya me esperaba en casa, instalada cómodamente frente al televisor.

Cuando observé tras la ventana el brillo del sol que moría poco a poco, sentí deseos de aventurarme al pasillo. Observé la oscuridad avanzando sin piedad sobre las escaleras, recorriendo el pasillo donde me encontraba hasta quedar envuelta en una penumbra tal que sentí me asfixiaba.

Tomé el celular y encendí la linterna. Cuatro metros me separaban de la luz externa de los apartamentos.

No pude regresar sobre mis pasos. Sentí una mano fría apartar el cabello que cubría mi cuello y después… una opresión dolorosa en el cuello que me hizo perder la conciencia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s