SIN DETENERSE

A veces el camino es tan arduo que quiero detenerme.

Otras, el cansancio aflora y sólo quisiera descansar.

Más, dentro mi, esa fiera inquieta me empuja a no parar.

Sigue y sigue, empuja y empuja.

No se está quieta.

Está convencida de que sólo la vida me detendrá.

Piensa que a pesar de que el camino no tenga fin,

debo seguir.

A veces esa fiera se vuelve en algo detestable,

aleja a cualquiera que no entienda.

Pero es que no quiere parar.

Para ella no hay imposibles,

pues todo requiere constancia.

Es una insaciable.

Cumple una meta y después busca otra más.

Creo que no me deja descansar.

Convierte mi vida en un sin fin de metas,

una tras otra… una y otra más.

En fin, hay que dejarla ya, que ya vuelve a caminar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s